13 de septiembre de 2009

Raviolis

¡Necesito mas muebles en mi cocina!.
Sí, como veis, otro artilugio en mi cocina que me he agenciado y todo porque mi niña vió unos raviolis y dijo eso de... "Eso lo hace mi madre". ¡¡Pero si no los había hecho en mi vida!! No sé si lo hizo para presumir ó como forma de pedírmelo indirectamente porque, últimamente, ese es su estilo.

Mis dos polluelos son amantes de la pasta fresca y siempre me dicen que no ponga salsa y que sólo la quieren con un chorrito de aceite de oliva. Es curioso porque el mayor se ha inchado a pasta de trigo hasta decirle basta y la enana jamás ha probado la pasta de trigo. Sin embargo ambos tienen los mismos gustos en la comida y están muy compenetrados en la mesa. Quieren comer de los mismo y les encanta meter el tenedor en el plato del otro. En ese sentido... no hace falta decir que mi mayor es un sol con la pequeña.

Para el relleno hice un picado de jamón serrano y queso. Pensé que con la falta de una salsa este relleno los dejaría sabrositos y a la vez jugosos.
Tiene trabajo pero, una vez hechos, sólo tienen que cocer en abundante agua unos 10 m. Y si sobran se pueden congelar.


La receta de la pasta es muy fácil:

100 gr. de harina sin gluten.
1 huevo
1 cucharada de aceite.

Pero... hay que añadir comentarios para facilitar las cosas.

1. Procelli y Beiker quedan buenas de sabor aunque son mejorables. Procelli es mas manejable que Beiker porque lleva en su composición goma xantana. Si teneis que trabajar con Beiker tendreis que añadir media cucharadita de goma xantana para que sea mas fácil de manejar.

2. Farina de Schär es la que mejor resultado me da en cuanto a sabor y manejo.

3. Cuando visito los blogs de los italianos celíacos (peleándome con el idioma) descubro que su favorita es la harina de Bi aglut y si lo dicen los reyes de la pasta no hay mas que hablar. En cambio aquí no la traen por el precio que tiene pero yo tengo muchas ganas de probar con ella.

4. Tengo pendiente probar con la pasta que hace Mónica con fécula de mandioca. Ya sabeis que todo lo que hace esta mujer es de éxito asegurado. La peguita es que, al menos yo, no tengo sus maravillosas manos y su receta requiere de mas atención por mi parte y, sobre todo, tiempo que se ha convertido en un tesoro escondido para mí.

Espero que os guste

Lourdes