miércoles, octubre 26, 2011

Judas

He comentado, muchas veces, y no miento mijina, que ya no sé cocinar con gluten. Habrá quién lo vea como un problema de inseguridad que no soy capaz de manchar siquiera los utensilios de cocina con algo tan invisible.

De hecho, hasta se me olvida comprar el pan y tengo sumidos a sendo sacrificio de su falta a mis hombres de la casa, quienes ya se encargan de comprarlo ellos y parecen comprender mi neurosis.

No como pan y lo curioso es que no había dieta que me lo quitara antes de saber que es veneno para mi niña.... mecagüenlamaaaarrrr.... como duele.

Pero repasando fotos me dí cuenta que soy humana y...


... peco.


Lourdes

30 comentarios :

  1. Es lo que dicen: todo lo bueno de la vida engorda o es pecado, no? Pues mejor pecar que engordar!!! :D...Lo malo es cuando una cosa lleva a la otra...pero seguro que es te no es el caso, así que peca, hija, peca. ;)

    ResponderEliminar
  2. bueno, pero tu hija seguro que no se lo toma a mal, ella cerveza, como que tampoco podría aunque no fuera celíaca...
    Yo tengo siempre un par de Ámbar en la nevera. Por si me entra la gula... y para cocinar pollo a la cerveza, que me encanta.
    En mi casa el pan también lo compra mi marido, y yo cuando veo a la niña comer pan me entran los siete males. Y ella no es celíaca, pero como que el cerebro ya funciona asín, y lo ve como "veneno"

    ResponderEliminar
  3. Celiaquines y que todos los pecados fueran como ese!!!

    Tere mi pecado es la mentira que suelo decir que no puedo ver el gluten porque lo veo como veneno y mira lo que me zampo.

    ResponderEliminar
  4. Olga BCN-Tarragona10/26/2011

    Que bueno, me siento totalmente identificada con tus palabras, yo tampoco como pan y me marido se tiene que buscar la vida, yo sin gluten como la niña, aunque mi pecado es un croisant de vez en cuando (escondiéndome de ella claro ya que el croisant sin gluten no lo lleva muy bien) es lo que hay Lourdes somos humanas...
    No creo que hagamos mal a nadie.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Claro que no Olga.. pero deberían sumarnos a las estadísticas. No somos celíacas pero el gluten nos está haciendo un daño.

    ResponderEliminar
  6. Bueno.... lo de pecado está por ver.
    Cuantas veces te ponen una copa de marca Heineken (por ejemplo) y lo de dentro no lo es.
    Depende de las copas que se tengan.
    así que yo sigo sin creer que hayas pecado.
    Y si lo has hecho... pues lo has hecho y punto. Que no somos perfectos. ¿O te crees que yo no hago algún pecadillo de vez en cuando y luego pago las consecuencias?.
    pero como han dicho por ahí, somos humanos, no máquinas.

    ResponderEliminar
  7. Judas, pecado .. vaya juego de palabras.

    MI opinión te la digo o ya la sabes? TE castigas sin necesidad. Está muy bien cocinar y comer sin gluten dentro de casa pero, creo que tu hija acabará entendiendo que no tenéis porqué privaros de algunas cosas. NO sé si es que yo soy muy mala madre, pero creo que yo no hubiera renunciado a lo que estáis renunciando vosotros.

    ResponderEliminar
  8. Tomarse una Judas no puede ser pecado. Fresquita, amarga, espumosa. Disfrútala que es una bebida milenaria.

    Muy bonita la foto, ;-D

    ResponderEliminar
  9. Jo... pecar.. pequé pero no me arrepiento y pienso seguir haciéndolo.

    Nuria.. ¡qué pienso seguir pecando!. No pretendo castigarme y tampoco renuncio.. es sólo que algo en el subconsciente no me deja.. quizás es incluso enfado. Con la cerveza no me pasa pero el pan lo miro con odio. Y fíjate... este año toca comunión y pienso advertir al fotógrafo de que no se le ocurra poner de fondo ninguna espiguita de trigo.. y ya estoy con ese run-run que me quema.

    ResponderEliminar
  10. Joseman... ¿Y cuándo en tu compañía?

    Los demás no andéis buscándo en esto otro pecado ¿eeehhhh?

    ResponderEliminar
  11. muchas gracias pikerita por el comentario del blog, sin vosotros no sería lo mismo, ahora a seguir con mas recetas. mil gracias. besos

    ResponderEliminar
  12. Estate tranquila. Todos los pecados tienen perdón.
    Y de penitencia nos vamos a ir tú y yo de vinos, que eso no tiene gluten.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Javier en los cocineros es donde tenemos puestas todas nuestras esperanzas así que... ¡¡apoyo al máximo!! Sigue así.

    Zero que si hay que hacer penitencia... ¡¡se hace!!

    ResponderEliminar
  14. en mi casa igual ni compran pan, ni se toman una cerveza... y cuando yo no estoy van al chino a celebrarlo!!
    yo les digo que lo hagan siempre!! que mas da!! ellos no son celiacos que disfruten de la vida!! soy humanos asi que aprovechar

    ResponderEliminar
  15. Peca mujer, peca, que estás en tu derecho!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Celiaquitos... ¡¡como suena eso de que cuando tú no estás se van a celebrarlo!!.. jajaaaa

    Gracias Mimita... aunque la espinita siempre queda.

    Venga va.. ¿os apuntáis a la penitencia que vamos a hacer Zerogluten y yo?

    ResponderEliminar
  17. Una cervecita es una cervecita!

    ResponderEliminar
  18. Pecadora, es que esa cerveza está muy buena e irresistible
    Creo que a muchas madres nos ocurriría igual que a tí, es simplemente ponerse en la piel de otro. Y si esa otra es tu propia hija .......
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  19. pikerita, eso no es pecado, pecado sería si se lo dieras a ella........... En mi casa el pan lo compra Rubén el celiaco, el sabe que no puede comerlo y se sienta en el otro lado de la mesa..... los demás no tienen la culpa de lo que a él le pasa, él se come su pan mas a gusto que nada. Es el único gluten que entra en casa, bueno y el de las cervezas del padre.
    Esto es para celiaquitos: namás tenga un hueco pongo en el blog "cocinando con cariño y sin gluten" la receta para que te comas un chino que ni al chino le sale tan bueno......todo.... rollitos, arroz, tallarines, fideos chinos y pollo con almendras.

    ResponderEliminar
  20. En casa tampoco entra pan (de hecho Chabi come del mío). Eso sí, los domingos que comemos en casa de mis padres se mete entre pecho y espalda unos trozos de pan que pa qué, y la cerveza con gluten está siempre fresca, junto a la mía.
    Vamos, que es perfectamente viable la convivencia gluten/no gluten, y si pecas.... bienvenido pecado, que bien te lo ganas cocinando cosas tan ricas para tu nena.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Gele claro que sí... y he probado la sin gluten de Ambar y no tiene nada que envidiar ¿eh?

    Emma como lo sabes... es un instinto maternal totalmente.

    Lupe.. ¿qué es eso de para celiaquitos?... ¡¡Queremos todos esas recetas chinas mejoradas por una andaluza!!

    Susana ¡¡tu Chabi tiene que adorar a sus suegros!! ja, ja... Gracias. La verdad es que es un pecado que disfruto y pienso seguir haciéndolo.

    Besotes a todos.

    ResponderEliminar
  22. No te sientas mal por comer con gluten, ni tu ni nadie tiene la culpa de que no seas intolerante, y menos que lo sea tu hija. En mi casa dejaron de comer churros riquísimos del pueblo, mas bien porras, y si lo hacen es a escondidas! Hasta que les pillé... Me siento peor si ellos no disfrutan comiendo como siempre y sacrificándose por mí cuando a mi no me hace sentir mejor...si no todo lo contrario! No tiene q ver una cosa con la otra! Bss

    ResponderEliminar
  23. Tienes toda la razón, es muy tentador. Judas, tú y yo. Ummm. Lo hablamos.

    ResponderEliminar
  24. A mi me pasa algo parecido. Se me olvida comprar cosas con gluten para mi marido (como el pan, o sus cosas del desayuno). Eso si, no me importa en absoluto que lo tome, siempre que tenga mucho cuidado con las miguitas (que lo tiene).
    No te sientas mal porque tu hija sea celiaca y tu no. Seguro que a ella no le importa que consumas gluten (aunque entiendo perfectamente que lo veas como un veneno...)

    Besos!

    ResponderEliminar
  25. ¡Vale, vale no te enfades Lourdes! en cuanto tenga un hueco, pongo las recetas. En el face están las fotos, ahora estoy liada con la merienda de Halloween, que como me salga bien se van a asustar los enanos.......de gusto vamos, jajajaja. Besazos para todos.
    Esto del blog es un gran invento, siento que ya no estoy tan sola.... gracias de verdad. :D

    ResponderEliminar
  26. una cervecita no es ni pecado ni na!!!

    Petonets

    ResponderEliminar
  27. A veces bien bien saltarse las reglas siempre que sea posible!! me gustó la entrada.

    Besos!

    ResponderEliminar
  28. Esto no se me hace a mí guáaaaaaaaaaaaaaa, la Judas era una de mis cervezas favoritas, una delicia.... prefiero no pensar q no la volveré a catar :_(

    ResponderEliminar
  29. De vez en cuando, nos viene bien un pecadito de estos...

    ResponderEliminar
  30. No lo había leído antes pecadora. Un besote.

    ResponderEliminar

Tú también haces este blog comentando. Gracias!!!

Perfiles sociales

Twitter Facebook Google Plus Pinterest Siguenos en Blogger Sigueme en YouTube Email

Sobre mí

Páginas vistas en total

El libro que necesitas

Blog Solidario con:

Recomendación semanal

Cuchifrito estilo Rosa

Recibe actualizaciones en tu mail

Google+ Followers

Happy de Pharrell Williams. Celiacos Felices

Archivo del blog

Mi logo

Mi logo
Diseño de Lourdes Santos Suero. Con la tecnología de Blogger.

Antes: La cocina de Pikerita

Creative Commons License
Licencia Pikerita's Way

..

Gastroblogs

Gastroblogs

Los mejores dulces sin gluten AQUÍ

Blogs España

Blogger templates

Copyright © Pikerita's way | Powered by Blogger
Design by Lizard Themes | Blogger Theme by Lasantha - PremiumBloggerTemplates.com