Judas

He comentado, muchas veces, y no miento mijina, que ya no sé cocinar con gluten. Habrá quién lo vea como un problema de inseguridad que no soy capaz de manchar siquiera los utensilios de cocina con algo tan invisible.

De hecho, hasta se me olvida comprar el pan y tengo sumidos a sendo sacrificio de su falta a mis hombres de la casa, quienes ya se encargan de comprarlo ellos y parecen comprender mi neurosis.

No como pan y lo curioso es que no había dieta que me lo quitara antes de saber que es veneno para mi niña.... mecagüenlamaaaarrrr.... como duele.

Pero repasando fotos me dí cuenta que soy humana y...


... peco.


Lourdes