Tiburones sin gluten

Guauuu!! Me encantan!! Era algo olvidado de mi mente... ¡borrado! Eso no existía en mi mundillo singlu. Y de repente veo... Tiburones y me vino un recuerdo muy remoto, es verdad... los he comido y no recuerdo ni con qué receta.

¿Y cómo los cocino? Me puse a mirar por internet y al final decidí que con lo que tenía y a mi manera...



Pero ojito... me eché atrás!!! Sí porque pensé que ese "a mi manera" no estaba teniendo en cuenta la delicadeza de las pastas sin gluten taaaaan proclive a romperse. Leí el paquete y ponía, literalmente, ni se pasa ni se pega... 😳 ¿De verdad? Pues si lo dice una marca como Gallo habrá que creerlo ¿no?

Además, aquí en este enlace podéis ver donde la venden por vuestra zona y podéis obtener un descuento para que las probéis... ¡animaos!




Ingredientes:

Tiburones de Gallo sin gluten
1 Puerro
Chorizo (hay que mirar que sea apto)
Aove (aceite de oliva virgen extra)
Polvo de verdura (😉 mirad enlace)
1 brick de nata ligera para cocinar (es genérico apto)
1 vasito de leche.
Sal y pimienta.
Mahonesa (hay que mirar que sea apto)

Preparación:

1. Poner una cazuela grande y con gran cantidad de agua a cocer.

Mientras...

2. Troceamos el puerro y ponemos a rehogar en una cazuela con el aceite.

3. Cuando vemos que empieza a tomar color echamos el chorizo troceado en cuadraditos y rehogamos también un poquito.

4. Añadimos la nata, la leche, un puñadito de polvo de verdura y salpimentamos. Cuando rompa a hervir apagamos el fuego y reservamos.

5. La cazuela que está con el agua ya debe haber empezado a hervir, echar los tiburones y dejar unos 11 minutos. Remover solo una vez cuando vuelva a coger fuerza el agua y bajar el fuego un poco.

6. Cuando pase el tiempo para que esten al dente, romper el hervor pasándolos por agua fría a través de un colador grande y, a continuación, pasarlos a la cazuela que tenemos reservada con la salsa.

¡Que no se pasa por agua fría! Después de publicar esta receta Pastas Gallo me envió un esquema gráfico de como se cocina la pasta. Os lo adjunto a continuación:

7. Remover y, según van llegando los comensales (los míos tienen una hora cada uno), se sirve una ración en una cazuelita individual, se echa por encima un poco de mahonesa y se gratinan.





En fin... ¡Yo tenía la manía de romper la cocción de la pasta pasándola por agua fría y dicen los expertos que NO!

Ya decía mi abuela su dicho: "El que muchas veces amasa unas veces cuece y otras veces asa" Que quiere decir que el que lo hace... yerra en algún momento!!!


Espero que os guste,

Lourdes


2 comentarios

  1. ¡Qué ricos los tiburones! hace mucho que no los preparo ¡y qué antojo me ha dado! Los incluyo en mi lista de la compra que se merecen regresar a mi cocina

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Buenísimos...se los prepararé a mi peque, que le gusta un montón la pasta. saludos

    ResponderEliminar

Tú también haces este blog comentando. Gracias!!!