domingo, septiembre 30, 2012

Patatas revolconas

Yo no me pongo a dieta.. no.. es mi endocrino quién me pone a dieta y me hace pasar hambre!!!!.. Jolines pues que me active el tiroides con mas dosis de pastillita.. ¿no?. Pues no.. eso no quiere hacerlo y encima, para rematar, me dice que con la edad hay que cuidarse mas... ¡¡con la edad!!.. ¡Por favor!. ¿Se han confabulado contra mí la ginecóloga, el oftalmólogo, la endocrino y el dentista que todos la mencionan?

En fín... que me ha dicho que el domingo me permite un caprichito y como no sé hasta adonde abarca aunque lo diga en diminutivo y, además, como opino que la psico hay que cuidarla a cualquier edad.. que eso no lo dicen...

Pues para hoy me marco unas revolconas con un buen vinito... ¡sea!





Ingredientes:

Patatas blancas, peladas y troceadas.
Un trozo de pimiento rojo
Dos hojas de laurel.
Aove
Panceta troceada en tiritas finas.
Una cucharada generosa de pimentón de la Vera
sal

Preparación:

Para comenzar se cuecen las patatas hasta que están bien blanditas. A mi me gusta hacerlo junto con un trozo de pimiento rojo y unas hojas de laurel.

Aparte, en una sartén grandecita y honda se pone un dedo de aceite del bueno, del de oliva virgen extra. Que por cierto, a todos los blogueros les ha dado por recomendar el mismo, que no voy a mencionar y que por supuesto es bueníiiisimo, pero como en la variedad está el gusto y tengo sangre mangurrina mi aceite recomendado es este: Jacoliva. Aove de Extremadura.

Cuando tengamos el aceite caliente echamos las tiras de panceta a freir. Una vez fritas se retiran con una espumadera y se reservan.

Bajamos el fuego y añadimos a la sartén una cucharada generosa de pimentón agridulce de La Vera e inmediatamente las patatas cocidas sacadas de la cazuela con una espumadera. No añadimos ni el pimiento ni el laurel.

Vamos removiendo las patatas a la par que se van aplastando con la cuchara de madera y salamos un poquito.

Tengo un vecino cocinillas que dice que él las aplasta con el culo de una botella.. Vale, es una forma de concienciarnos que no hay que hacer puré exactamente y que deben quedar trocitos minúsculos.. Pero déjame que no me quiero poner yo ahora a limpiar una botella y experimentar sobre el fuego en caliente.

Se comen acompañadas de la panceta.







Lo normal es servirlas en una cazuela de barro de donde pilla, con su tenedor, todo el mundo pero en el maravilloso mundo celiaquil nos aseguramos que no haya contaminación cruzada de gluten y nos volvemos así de estilosos...




Espero que os guste,

Lourdes

13 comentarios :

  1. ¡Qué buenas! Cómo me gustan! Esta semana las ha hecho mi madre en casa y a mi marido le salen muy, pero que muy bien. Yo no sabía muy bien como se hacían pero, me parece que con tus explicaciones se le va a quitar a mi marido el orgullo de hacerlas él solito.

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me parece genial que seas tú la que delimites tus caprichitos de domingo. Siempre las dietas se llevan mejor si estás esperando el antojito del fin de semana.
    No me importaría compartir estas patatas con vosotros y una buena charla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las patatas revolconas, empiezo a comer y no puedo parar...
    Eso de "con la edad" sienta como una patada, pero no les hagas caso. Luego compensamos con una ensaladita, y santas pascuas.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, estoy tragando saliva!!! Vaya piiiiintaaaa!!!

    ResponderEliminar
  5. Olga BCN-Tarragona9/30/2012

    No conocía yo estas patatas revolconas, pero me parece sencillo y muy gustoso, esta semana las haré. Por fin he conseguido pimentón de la Vera, lo he encontrado en el Dia.
    Gracias. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  6. Yo las he comido por Almería pero con otro nombre. Las tuyas tienen una pinta buenísima
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  7. Yo debo ser de otro mundo porque no había oído nunca hablar de las patatas revolconas!! Me parece una receta estupenda!

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Gracias por vuestros comentariosss!!.. Perdonad si a veces no llego a responderos pero es que me falta tiempo.

    Las revolconas también se las conoce como patatas meneás... son típicas en Salamanca, Avila, norte de Cáceres, Suroeste de Madrid y norte de Toledo.. Curioso círculo.

    ResponderEliminar
  9. Una manera estupenda de darse un caprichin. Me encantan. Besos

    ResponderEliminar
  10. Una manera estupenda de darse un caprichin. Me encantan. Besos

    ResponderEliminar
  11. Un capricho perfecto. Besos

    ResponderEliminar
  12. Di que sí, que hay que vivir y darse algún gusto que si no...y muy buena forma de darse un capricho, estas patatas tienen que estar deliciosas....un besitoooo

    ResponderEliminar
  13. A vivir que son dos días!!! Vamos hombre, dime el nombre y el número de teléfono de todos esos profesionales que los voy a poner rectos , a mi amiga no le quitan sus antojos!! Seguir una dieta estricta es un rollazo, aunque sabemos que es para nuestro bien, no hay quién pueda con ello si no tiene una alegría de vez en cuando, así que muy bien hecho guapa!!! Un beso

    ResponderEliminar

Tú también haces este blog comentando. Gracias!!!

Perfiles sociales

Twitter Facebook Google Plus Pinterest Siguenos en Blogger Sigueme en YouTube Email

Sobre mí

Páginas vistas en total

Blog Solidario con:

Recomendación semanal

Batido de helado

Recibe actualizaciones en tu mail

Google+ Followers

Happy de Pharrell Williams. Celiacos Felices

Archivo del blog

Mi logo

Mi logo
Diseño de Lourdes Santos Suero. Con la tecnología de Blogger.

Antes: La cocina de Pikerita

Creative Commons License
Licencia Pikerita's Way

..

Gastroblogs

Gastroblogs

Los mejores dulces sin gluten AQUÍ

Blogs España

Blogger templates

Copyright © Pikerita's way | Powered by Blogger
Design by Lizard Themes | Blogger Theme by Lasantha - PremiumBloggerTemplates.com