Cerebros en escabeche


Halloween... Halloween... que dicen que viene de América... jajaajaaaaa.. Que no me cuenten cuentos que... ¡A esta casa entró desde el cole a través de los niñooooosssss!

Niños que intentas educar en las castañitas, los almendrados, los paseos por el campo pisando hojas... Pues no... quieren disfraces y quieren...

MIEDOOOOO!!!



Así que nada... ¡que pase el miedo hasta la cocina! Que  no veais... solo el montaje fotográfico que hicimos en la mesa de la cocina, apagar la luz e iluminarlo con una linterna nos dió un yuyuuuuuuu....

 

A mí lo que me dió miedo es la pedazo de coliflor que me trajo a casa mi hijo que no había por donde cogerla y era imposible consumirla en la semana... así que había que hacer algo para prolongar su vida  y con ello sus posibilidades de consumo.

Ingredientes:

1250 grs. agua
325 grs. vinagre de vino blanco
125 grs. vinagre de vino tinto
150 grs. azúcar
80 grs. sal
1 cucharada de granos de pimienta negra
1 cucharada de semillas de mostaza marrón
1/2 pimiento rojo cortado en tiritas finas
2 coliflores medianas o una gigante

Preparación:

1. Elegir unos tarros grandes.

2. Trocear la coliflor en trozos grandes que cojan por la boca de los tarros e introducirlos.

3. Mezclar el resto de ingredientes y llevarlos a ebullición. Con solo un hervor es suficiente.

4. Llenar los tarros con el preparado y cerrar. Tendremos coliflor para un mes.



Esta coliflor se toma así... en crudo practicamente. Bien troceadita en ensaladas, como acompañamiento de carnes o pescados, simplemente aliñada o también rehogada con puerro o el antiOMS bacon.

Espero que os guste terroríficamenteeeee,

Lourdes

4 comentarios

  1. ayyyyy que miedo !!!!!
    super original , me ha encantado !!!
    Happy Hallowen a todos en tu casa
    Besos
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10/29/2015

    Ohhhh no me invites que no tengo hambre!!!
    Que imaginacion tienes, me encanta.
    Pasad buenas fiestas de Halloween, en Francia tambien estamos preparandola.
    Hasta pronto
    Emmanuelle

    ResponderEliminar
  3. Si es que lo que no consigan los niños... Es cierto que las fotos dan miedito ¡no me quiero imaginar haciéndolas!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Tú también haces este blog comentando. Gracias!!!