Primera Maravilla rural 2017

En este puente, como solemos procurar hacer, hicimos otra ruta por España.

Yo tiendo a tirar para el norte, quizás porque soy del sur ("he pacío" en el sur como decía mi abuelo) pero, en esta ocasión, tenía que volver a mi tierra, de mis padres, de mis abuelos y también de mi compañero de vida (sí... al que llamo maromito cariñosamente)... A Extremadura.

Hacía tanto que no pasabamos por la hermosa Guadalupe que con razón, con muuuucha razón, se alza con el título de Primera Maravilla rural 2017.




Cuando íbamos de camino en el coche, en plan familia numerosa porque ya llevamos también con nosotros a otra hija, la que dicen política pero ese apelativo no me gusta, nuera... ¡menos!... Otra hija y punto.

Bien pues le iba comentando por el camino... Ya verás, es un pueblecito como el nuestro pero de repente se alza un Monasterio impresionante!!!




Y es que... ¡es así! Si alguno de los que me leéis no lo conocéis que sepáis que estáis tardando en ir... ¡y mucho!




Nuestro problema, el de siempre, era donde hospedarnos sin problemas y la verdad es que como buscaba descanso, muy necesitado por todos, pues en ese sentido hice una apuesta segura.

¿Adivináis donde?




Claro que... mejor no le preguntéis al maromito por mi apuesta segura que el navegador nos llevó, hasta el Parador de Guadalupe bajando con el coche por el arco que veis a la izquierda en la foto de abajo... Como diría mi hija: ¡flipas!



Tenemos esa tranquilidad con los Paradores en España en esos lugares recónditos De Dios y allí pudo comer y desayunar la niña y... lo mejor,  ¡¡ sin tener que dar explicaciones!!




Como loca cuando vio que tenían sus productos favoritos de Schär... Gracias!!!!!




Estas cositas nos hacen mucho mas agradable nuestros viajes y lo dicho... Visitad Guadalupe!!!!

Espero que os guste,

Lourdes

1 comentario

  1. Unas fotos preciosas. Sin duda Extremadura es un gran destino

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Tú también haces este blog comentando. Gracias!!!