Lubina rellena con verduras. Dieta Mediterránea

No somos conscientes de la suerte que tenemos con nuestra dieta Mediterránea y tampoco somos conscientes de que, sin darnos cuenta, la estamos dejando de lado para dar paso a los precocinados y comidas rápidas.

¡Volvamos a las cocinas! ¡Volvamos a nuestros mercados tradicionales! ¡Consumamos nuestros maravillosos productos que componen nuestra dieta mediterránea como verduras, AOVE (aceite de oliva virgen extra) y Pescado!

Hoy os propongo esta lubina rellena con verduras que os va a encantar:




El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación está haciendo importantes campañas de divulgación y bajo el lema “Nuestra Dieta Mediterránea" realiza acciones de promoción para transmitir a los consumidores el valor de un estilo de vida equilibrado basado en el consumo de alimentos según el patrón de la Dieta Mediterránea, y en la práctica diaria de ejercicio físico moderado. 
En estas semanas se están realizando en cada provincia diferentes actos en plazas, en centros comerciales o mercados municipales, “talleres del gusto”, talleres de “consumo responsable”, talleres de cocina en food-truck y también para niños.
Se divulga la importancia de tener una alimentación equilibrada y variada; y conseguir la reducción del desperdicio alimentario. 
Consulta los materiales promocionales elaborados para cada una de las acciones AQUÍ

Ahora mismo estamos en la Semana del Producto Pesquero y yo os aconsejaría que os descargueis este TRÍPTICO donde se resumen unos consejos de compra y consumo muy interesantes que todos debemos conocer.







¿Vamos con esta receta de lubina rellena con verduras? Es una maravilla de plato porque he utilizado uno de los pescados blancos más magros, con poca grasa y un elevado contenido en proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales junto con verduras de mi huertillo urbano que va dando sus frutos.

Pero vamos... que en cuestión de verduras también tenemos en nuestros mercados auntenticas maravillas procedentes de nuestras huertas españolas.


Notas previas:

La lubina la limpió el pescadero de espinas y la separó en dos filetes cada una pero luego en casa, con unas pinzas, quité las 5 o 6 espinas, no mas, que quedaban. De esa manera es mucho mas agradable de comer y, sobre todo los niños, lo comen con mucho gusto.

Para las judías verdes utilicé el aparatito que veis que las limpia de hebras a la vez que las corta en juliana. Pero vamos que también se puede hacer con un cuchillo que corte muy bien. Siendo muy tiernas se saltean un poquito sin mas y están tan ricas.

Ni que decir tiene que es una receta totalmente libre de gluten y que cualquier celiaco puede consumir sin miedo alguno.





Ingredientes:

2 lubinas limpias y sin espinas. Separadas en 4 filetes.
300 grs. de espinacas
1 puerro
100 grs. de judías verdes
2 dientes de ajo para saltear las espinacas
4 dientes de ajo y perejil para picadillo
Aove (aceite de oliva virgen extra)
40 grs. de nata
Sal y pimienta
Unas hojitas de lavanda

Preparación:

Primero preparamos las espinacas y para ello rehogamos bien con unos dientes de ajo troceados. Cuando veamos que la espinaca está bien consumida y ha evaporado su agua echamos un chorretín de nata para darle cremosidad. Salpimentamos y reservamos.

Rellenamos las lubinas con una cucharada de espinacas. Para ello las enrollamos y atamos con dos finas tiras de puerro que hemos cortado previamente. Colocamos en una fuente de horno y horneamos a 180º durante 10 minutos. No mas.

Mientras el pescado de hornea salteamos las judías verdes cortadas en juliana y el resto del puerro cortado también en juliana. Echamos primero las judías a la sartén y a los dos minutos el puerro ya que este tiende a dorarse antes. Salpimentamos y reservamos.

Preparamos también un picadillo de ajo y perejil que nos harán de salsa junto con un buen aove.

Presentación:

En un plato ponemos una cama de judías verdes y puerro, encima disponemos una lubina rellena, rociamos con una cucharada de picadillo de ajo y perejil y ponemos unas hojitas de lavanda que le darán un gran aroma y frescor al plato.




Espero que os guste,

Lourdes

1 comentario

  1. Me gusta tu reivindicación y me uno a ella.

    Los que nos movemos en la blogosfera sabemos de los beneficios de la comida casera no sólo para nuestra salud y la de nuestra familia sino también para la economía casera. Aunque la comida precocinada puede parecer barata en absoluto lo es por no hablar de los pocos beneficios nutricionales que tiene y el exceso de calorías innecesarias.

    Entiendo que al final del día faltan ganas para meterse en la cocina y hacer una rica cena o una comida para el día siguiente, pero con un poco de planificación y ganas se cambian las rutinas y en poco tiempo daremos gracias por ese pequeño esfuerzo.

    Tu lubina tiene una pinta magnífica ¡me apunto encantada!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

DEBES SABER:
1. Si dejas un comentario aceptas la política de privacidad de este blog.
2. Siempre podrás borrar tu comentario en el momento que quieras.
3. Tus datos no quedan registrados ni se falicitarán a ninguna persona u organización alguna

RESPONSABLE:
Lourdes Santos cuya finalidad será la moderación de los comentarios.

Tú también haces este blog comentando. Gracias!!!