Rosquillas de naranja sin gluten

Las rosquillas en esta casa desaparecen en cuestión de nada. Aparecen los ratoncitos como si estuviera sonando una flauta cuando el olor rosquillero impregna la casa. ¡Qué receta mas agradecida! Además, no tardo nada en hacerlas y, esta vez, decidí hacerlas sin leche.

Rosquillas de naranja sin gluten




Me gustaría que leais primero el apartado "Debes saber" porque el manejo de la masa no es igual que en la receta tradicional con trigo.

Hay que acostumbrarse a que las harinas sin gluten funcionan de forma diferente.¡No digo más difícil! Solo digo diferente.

El hecho de que nos parezca más difícil es porque hemos crecido con la cultura del trigo, hemos aprendido las texturas de las masas con trigo y nuestras abuelas nos transmitieron sus enseñanzas con sus recetas tradicionales... con trigo.


Debes saber:

1º) La masa sin gluten de las rosquillas debe quedar más húmeda que con la receta tradicional. Porque, si no:
  • Se cuartea cuando intentemos manipularla para darle forma de roscos o churros.
  • Necesitaría de algún aditivo, tipo goma xantana por ejemplo, que ligara la masa y en esta receta podemos prescindir perfectamente de ello.
  • No os preocupéis que os doy las medidas exactas para que no falléis.
2º) Una vez tengamos la mezcla hecha:
  • Dejarla reposar un poco para que termine de ligar bien.
  • Manipularla con las manos impregnadas de aceite.
3º) Hay quien forma las rosquillas haciendo primero un churro y luego uniendo las dos puntas. Yo prefiero hacer una bola y hacer el agujero en el centro con un dedo. Eso como se os dé mejor a vosotros.



RECETA

Ingredientes Preparación
1 huevo
100 grs. de azúcar
40 grs. aove* suave
Batir a mano
El zumo de una naranja (90 grs. aprox)
Ralladura de media naranja
Media cucharadita de bicarbonato.
Añadir y seguir batiendo hasta integrar bien.


250 grs. de harina de Schär C o Dolci
Añadir primero 100 grs. de harina y seguir batiendo.

Añadir otros 100 grs. y cambiar a una cuchara grande para seguir mezclando

Añadir los últimos 50 grs. y terminar de mezclar con cuchara.

Dejar reposar unos minutos.
Formar las rosquillas y freir en abundante aceite a fuego no muy alto.

Rebozar con azúcar.

Os dejo alguna foto para que veáis como debe quedar la masa. Lo mejor sería que la pudiérais tocar  la textura pero, de momento, la tecnología no nos deja acercar este importantísimo dato :(





Bueno... ¿queréis una?






Espero que os guste,


Lourdes

No hay comentarios

¡Espero tu comentario!

Tú también haces este blog comentando. Gracias!!!