Aquí se cocina sin gluten

La dieta sin gluten puede ostentar una cocina tan creativa como cualquiera y puede hacer divertido cuidar la salud de un celíaco.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Patatas revolconas

Yo no me pongo a dieta.. no.. es mi endocrino quién me pone a dieta y me hace pasar hambre!!!!.. Jolines pues que me active el tiroides con mas dosis de pastillita.. ¿no?. Pues no.. eso no quiere hacerlo y encima, para rematar, me dice que con la edad hay que cuidarse mas... ¡¡con la edad!!.. ¡Por favor!. ¿Se han confabulado contra mí la ginecóloga, el oftalmólogo, la endocrino y el dentista que todos la mencionan?

En fín... que me ha dicho que el domingo me permite un caprichito y como no sé hasta adonde abarca aunque lo diga en diminutivo y, además, como opino que la psico hay que cuidarla a cualquier edad.. que eso no lo dicen...

Pues para hoy me marco unas revolconas con un buen vinito... ¡sea!





Ingredientes:

Patatas blancas, peladas y troceadas.
Un trozo de pimiento rojo
Dos hojas de laurel.
Aove
Panceta troceada en tiritas finas.
Una cucharada generosa de pimentón de la Vera
sal

Preparación:

Para comenzar se cuecen las patatas hasta que están bien blanditas. A mi me gusta hacerlo junto con un trozo de pimiento rojo y unas hojas de laurel.

Aparte, en una sartén grandecita y honda se pone un dedo de aceite del bueno, del de oliva virgen extra. Que por cierto, a todos los blogueros les ha dado por recomendar el mismo, que no voy a mencionar y que por supuesto es bueníiiisimo, pero como en la variedad está el gusto y tengo sangre mangurrina mi aceite recomendado es este: Jacoliva. Aove de Extremadura.

Cuando tengamos el aceite caliente echamos las tiras de panceta a freir. Una vez fritas se retiran con una espumadera y se reservan.

Bajamos el fuego y añadimos a la sartén una cucharada generosa de pimentón agridulce de La Vera e inmediatamente las patatas cocidas sacadas de la cazuela con una espumadera. No añadimos ni el pimiento ni el laurel.

Vamos removiendo las patatas a la par que se van aplastando con la cuchara de madera y salamos un poquito.

Tengo un vecino cocinillas que dice que él las aplasta con el culo de una botella.. Vale, es una forma de concienciarnos que no hay que hacer puré exactamente y que deben quedar trocitos minúsculos.. Pero déjame que no me quiero poner yo ahora a limpiar una botella y experimentar sobre el fuego en caliente.

Se comen acompañadas de la panceta.







Lo normal es servirlas en una cazuela de barro de donde pilla, con su tenedor, todo el mundo pero en el maravilloso mundo celiaquil nos aseguramos que no haya contaminación cruzada de gluten y nos volvemos así de estilosos...




Espero que os guste,

Lourdes

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Un Genius de pan


Si os digo que por primera vez no debo tostar un pan sin gluten comprado para que no sepa a sin gluten...




Que la niña, copiando de internet, prepara unos marcianitos de merienda sin que se le desmenuce...




Que una amiguita, también celíaca, invitada por mi hija a esta merienda,  dejó, literalmente, de comer pan y por fín ha vuelto a comerlo...




Es que hablamos de un Genius de pan.. ¿no?.


domingo, 23 de septiembre de 2012

Tortuga Lupe (o ensaladilla rusa personalizada)

Pues eso... que mejor manera de personalizar una ensaladilla rusa que convertirla en un animalito y encima ponerle nombre.

La verdad de la buena es que en dulce ya existe por la red una versión llamada Gertrudis que no sé muy bien de donde vino la idea porque se ha hecho tan famosa que la veo en muuuchos blogs pero mi citación (por ser la primera que ví) va hacia Canecositas y su Gertrudis hecha con brazo de gitano y rellena de nata. Si queréis conocer mas versiones el Google os dirá mas enlaces.

Seguro que habrá una versión salada rondando pero yo no la encontré y por eso me aseguré haciendo la pregunta en facebook... ¿Cómo se llama la versión salá de Gertrudis?.. Rápido me bromearon con que si es salá tiene que ser andaluza.. ja, jaaa.. Y un comentario lleva a otro hasta que, por unanimidad, esta tortuga se bautizó con el nombre de la malagueña resalá que tenemos en una pandilla-grupo-facebookero.

 (Aquí podéis ver quién es)... ¡Lupe va por tí!... ¡Y por todo el grupo!




Para comenzar necesitamos hacer el caparazón y tiene que ser con un pan sin gluten, rapidito de hacer y lo mejor... que es de color verde sin usar colorante.




Receta del pan de espinacas:


Ingredientes
Preparación
140 gr. harina Beiker
120 gr. harina de arroz
75 gr. espinacas limpias y crudas
punta de una cucharita de goma xantana
200 cc agua
20 cc. aceite de oliva
2 sobres dobles de gasificante
1/2 cucharadita de sal
Se pasa bien pasadito por batidora.

Se echa en un molde de silicona ó plástico

4 minutos potencia máxima en el microondas
(comprobad según cada micro hace falta un poquinín
 mas ó menos)


Este pan lo dejamos enfriar, preferentemente sobre una rejilla para que pierda la humedad mas facilmente y procedemos con él a hacer el caparazón de la tortuga.

¿Y cómo explico yo esto?... ¿Queda claro en el siguiente vídeo?




Mi ensaladilla rusa:

Para el relleno utilicé mi ensaladilla rusa que ya sabéis que existen tantas como cociner@s porque es tan personalizable...

Y como gustó mucho (o ese creo.. jejeee) señalo mis toques personales.

Yo siempre elijo el atún al natural pues no me gustan, para este plato, en aceite ó en escabeche. De esta manera tenemos una ensaladilla mas ligera y sin un sabor fuerte que anule los demás ingredientes.

La mahonesa también la elijo suave. Si la hago casera suelo hacerla de leche y si la compro, como en esta ocasión, miro que sea ligera.

Creo que consigo, de esta manera, que los demás ingredientes tomen mas protagonismo y en esta ocasión fueron, bien troceaditos, patata cocida, huevo cocido, una lata de maiz cocido, un trozo de puerro bien troceadito y aceitunas negras.






Espero que os guste y, por cierto, si queréis otra alternativa de presentación a la ensaladilla rusa tengo publicado el pastel de langostinos que seguro que os gusta.

Besotes.


Lourdes


jueves, 20 de septiembre de 2012

BELGIOUS (mal puesto) en Fuenla!!!

Sí... mal puesto porque no encuentro la tecla de la E y la S al revés!!!!



Pero eso da igual... lo importante es que en Fuenla, sí... como Fernando Torres soy de Fuenla, tenemos un sitio donde sentarnos en una terracita.....



Y mientras yo peco...



Veo disfrutar a la niña con un crêpe de trigo sarraceno con helado de vainilla...




¡Incluso dejó a un lado su medalla ganada en las carreras de sacos de la pisci!

Conocen el tema del sin gluten perfectamente y tienen crêpes dulces y salados, helados y batidos sin gluten. Si vais, decir que sois celíacos porque también tienen crêpes que no son aptos ¿vale?

Besotes.

Nota: Cerrado. No llegó a 2014.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Croquetas de paella. Receta anticrisis

¡Aquí no se tira nada!...

Uno de mis objetivos, para este nuevo año de andadura con el blog, es conseguir una recopilación de recetas económicas y de reciclaje. Ahora aprieta mas la economía a todos y, aunque no se diera esta circunstancia de crisis, no está bien tirar comida y hacer desprecio por lo que nos mantiene con vida.

Así que.. ¿Qué se puede hacer con sobras de paella?


Curiosamente la primera reacción que tuvieron mis hijos es la de decir.. ¡Qué ricas estas croquetas de pescado!. Les tuve que decir.. ¡Pero fijaos bien de qué están hechas! Desde luego no parecía, en absoluto, que estuviéramos repitiendo el plato del día anterior.



El procedimiento es muy sencillo:

1. Se sacan de la paella las gambas, mejillones, almejitas y se pelan ó desconchan y se vuelven a agregar a la paella troceadito todo.

2. Se hace una poca de bechamel con leche, maizena, sal y nuez moscada a la que agregaremos la paella removiendo bien para que se integren todos los ingredientes.

3. Hacemos la forma de croquetas (yo lo hago con dos cucharas) y pasamos por huevo y copos de patatas y se fríen en abundante aceite de oliva.




Les vá muy bien, como acompañamiento, un alioli casero.

Espero que os guste,


Lourdes

domingo, 16 de septiembre de 2012

Garbanzos con gulas sin gluten

Tengo una mezcla de sentimientos encontrados con la vuelta al cole tremenda. Por un lado, a los niños, les hacía falta, mucha falta, la vuelta a una rutina y quehacer diario. Los mamis y papis también necesitábamos que se asentaran un poco porque las vacaciones se convierten en un "para ellos" integral que no deja tiempo para vida de adulto. Habrá de todo, no digo que no, pero en nuestro caso nos repartimos las vacaciones mi marido y yo para cubrir el máximo tiempo de las suyas, planeamos la salida pensando en ellos y así todo.

Y por otro lado, empezamos con los tipicos problemas de la etapa escolar que, en mi caso, para empezar ahora no coincide el horario del mayor con el de la pequeña y ésta tiene que esperar media hora en el pasillo del colegio a su hermano para volver juntos a casa. La niña ya me está calentando la cabeza con que no quiere empezar el comedor en octubre, que prefiere comer en casa y me dice que ella se calienta la comida que yo la deje echa.. ¡no puedo permitirlo todavía! Quizás dos años mas... y quizás, si nuestro colegio se sumara al recurso del tupper.. ¿Se sentiría mejor?. No lo sé... ya digo que tengo ahora muuuchos sentimientos encontrados.

Y a todo eso, el primer profesor que me encuentro es "la queja en vida"... ¿Ya? ¡Si apenas ha comenzado el curso!.. Perdón.. perdón... Admiro la profesión y reconozco toda su dificultad pero que no menosprecien las demás profesiones y los problemas que los demás también tenemos, por favor.

Así que, pensando en qué receta le encanta a mi hija y que sería apta de llevar en un tupper al cole, os dejo esta tan fácil, rica, económica, rápida y, si tienes invitados, en vez de tupper se le pone una cazuelita mona y quedas divinamente.




Ya sabéis que en nuestro mundillo sin gluten no queda mas remedio que hablar de marcas pues las únicas gulas que se encuentran en el mercado, sin gluten, son las Anguriñas de Pescanova que se suelen encontrar bastante facilmente en los supermercados.




La receta es muy sencilla.

Ingredientes:

Un bote de garbanzos cocidos.
Un paquete de gulas sin gluten
Aceite de oliva virgen extra
Dos dientes de ajo
Pimentón agridulce de La Vera (Si es D.O. La Vera cualquier marca es apta para celíacos)
Yo no eché sal pero si se desea pues sea.

Preparación:

Se prepara un ajillo en una sartén donde ponemos a calentar el aceite, se añaden los dientes de ajo troceaditos y, antes de que doren, se añade una cucharada de pimentón.

Inmediatamente se agregan las gulas y los garbanzos bien escurridos y se rehogan removiendo con una cuchara de madera.





Os aseguro que están riquísimos. Espero que os guste,


Lourdes

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Hotel Cabogata Mar Garden - Almería


Este año nos vimos muy pillados para coger vacaciones por múltiples circunstancias y, la fundamental fue que, no es nada fácil cuadrar las vacaciones de ambos papis y, posteriormente, cuajarlas con los campamentos de los niños.

Así que, casi a última hora y sin encomendarme a nadie, reservé este hotel, en régimen Todo Incluído, a través de internet sin mas referencia, respecto a la dieta sin gluten, que la que el propio hotel indica en su web.

Mirad que vista teníamos desde nuestra habitación.




El primer día tuvimos un montón de cositas para desayunar sin gluten: magdalenas, brownie, pan, cereales, pastas y sobre todo el sobre de Nesquik pero la niña (como niña que es) nos lo complicó diciendo que no le gustaba nada... de nada... uffff.  Menos mal que las armas de madre funcionan y se apañó con dos rebanadas de pan que untamos con crema de cacao que tenían en dosis individuales y no tenían gluten.



Hablé con la cocinera, mas maja ella, y entendió que los productos elaborados sin gluten no suelen gustar a los niños, aún así excusé el rechazo de la niña y entoné el "mea culpa" porque la tengo acostumbrada a las elaboraciones caseras y sugerí si le podían hacer, al día siguiente, tortitas. Me dijo que sin problemas se las haría con harina sin gluten... ¡Un lujo que nunca jamás nos habían concedido!

¡Riquíiiisimas! Como que las pedimos todos los días, la niña se comía todas y no sólo eso sino que otros 3 ó 4 celíacos que rondaban por el hotel se apuntaron a la misma petición.





Por las tardes vímos que junto a la piscina abrían el chiringuito de meriendas y ante este panorama...




Nos asustamos un poco pero pregunté al cocinero y, a la par que se cambiaba de guantes (gesto que cualquier celíaco entendería como la mejor de las afirmaciones) nos dijo: ¡Ahora mismo  hago un bocadillo!. Y también, todos los días tuvo su bocata que se comía con hambre después del remojo piscinil.



Cambiando un poco de tema hay quién me ha dicho que tengo suerte porque tengo modelo oficial para el blog... ¿Suerteeee?... Aquí tenéis una muestra de como posa mi modelo:



Ja, ja... Nos lo pasamos genial todos pues el hotel, aparte de estar muy bien, tiene un equipo de animación estupendísimo que no dejan aburrirse a nadie en ningún momento. Como que los niños no querían que hiciéramos turismo y nos costó mucho sacarles de allí para alguna excursión.

A lo que vamos.. ¿De comer sin gluten?.. Lo que la señorita quisiera que mas que de una vez la dije.. ¡Qué morro tienes que comes lo que quieresss!

Y para muestra algunos platos como espaguetis:




Arroz con pollo:




Lasaña... Que la quité un trocito.. ¡¡Qué buena estabaaaa!!




Tuvo de todo, carnes, pescados, su pan sin gluten sus postres que un día la hicieron tarta de queso.. Genial... No sé que mejor calificativo poner.

Por cierto... el pedazo de bocata de las tardes daba de comer a otros...




Sin duda... es un Hotel para volver y no me fuí sin hacer constar mi agradecimiento en recepción.






Espero que os guste el reportaje.


Y por cierto... he conseguido este cuponcito de descuento si queréis ir.




Lourdes

lunes, 10 de septiembre de 2012

Merienda infantil sin gluten - Cooking Challenge

Ya estamos, aquí, de vuelta las guerreras mas guerreras del mundo blogueril con nuestro Cooking Challenge, demostrando que los desafíos son los que hacen que nos lo curremos un poquito mas, que nos da igual lo difíciles que sean, que ahí estamos al pié del horno, que constantemente podemos aprender unas de otras y, para mí lo mas importante, que perduran las amistades on line.

Le toca el turno este mes a Mercè y eligió, pensando en la vuelta al cole, merienda infantil y yo decidí hacer:

Barritas de cereales infantiles sin gluten


No dejéis de visitar a mis compis y amigas con sus propuestas siempre sorprendentes:

Elvira de Los cerezos en flor
Rosa de Quocinando
Maragda La Quinta de Luculus


Mi propuesta es muy facilita de hacer y, además, reciclé unos cereales sin gluten que la niña no quería desayunar nunca y los tenía olvidados.


Ingredientes:

2 cucharadas de mantequilla
200 grs. de nubes aptas (compré Trolli)
2 cucharadas de harina Beiker
150 grs. de cereales
Fideos de colores aptos (en Mercadona)




Preparé un cuenco metálico y lo puse sobre una cazuela con agua al fuego moderado. Primero añadí al cuenco la mantequilla y cuando estuvo derretida añadí las nubes.

Con paciencia se va removiendo con una cuchara de madera hasta que se derriten las nubes y entonces se añade la harina poco a poco.

Una vez integrada la harina agrego los cereales que con un par de movimientos envolventes estarán integrados a la masa.

Ponemos la mezcla en un recipiente rectangular, espolvoreamos con fideos de colores y esperamos unos 30 minutos.

Cortamos en cuadrados ó como mas nos guste.



Se les hace una presentación bonita que llame la atención a los niños y listo.



Espero que os guste,

domingo, 9 de septiembre de 2012

Donetes sin gluten y sin azúcar


- Mami que todos los niños de catequesis vamos a hacer una fiesta...

- Vale pues muy bien.. (Cualquier madre sabría que la siguiente frase va a ser una petición)

- Ya pero es que tienes que hacer algo para comer.

- ¿Y qué quieres que haga?

- Donetes.

- Vaaale... ¿Hay algún otro niño en el grupo con algún problema de alimentación?

- ¡Lo sabía... lo sabía!.. Si es que las madres que tienen hijos con problemas sois las que os preocupáis por los demas niños (Me suelta cada razonamiento). Sí mamá.. hay una niña diabética.

- ¡Ah!.. ¿Sí?.. ¿Sabes que eso es mas dificil que tu celiaquía?

- Sí porque se pinchan pero dice que ya no le duele... ¿Pero nos haces los donetes ó nooo?




Curiosamente, por motivo del blog, me habían invitado a una demostración del uso de Truvía y la verdad es que me gustó mucho. Es muy sano, totalmente apto para diabéticos y celíacos, y nada que ver con los edulcorantes químicos que solemos consumir y, lo que mas me impactó es que, se puede saborear directamente.

¿Veis la foto en el envase de la fresa impregnada en Truvía? Pues allí lo tenían para que probáramos y no pude evitar pensar que seguramente para muchas personas ese gesto tiene que ser un sueño.





Receta:

130 grs. Harina Schar Dolci (sustituíble por harina de trigo)
15 grs. de Truvía
120 grs de leche
1 huevo
20 grs. de aceite de girasol
1/2 sobre de levadura de repostería de Hacendado
Unas semillas de cardamomo (yo compro marca Onena)

Se bate todo en una jarra, que nos servirá para volcar la masa sobre cada hueco de donete, y listo para utilizar... sin reposo ni nada.

Utilizo la máquina de donetes que compré en el Lidl. Relleno los huecos de donetes, cierro la máquina y cuando veo que sale humo (unos 3-4 minutos) abro y allí están dispuestos a salir. Mas fácil imposible.

Luego se rebozan en Truvía y ¡listos!

 

Lo disfrutaron mucho.


Aprovecho, desde aquí, a dar ánimos a esa mami, conocida mía por el curro, que tiene su niño recién diagnosticado de diabetes. Ahora viene un tiempecillo de disgusto, estudio sobre el tema y adaptación pero pronto se cae en la cuenta de lo fácil que nos lo ponen los niños.


Espero que os guste y... ¡¡Mañana receta extra!!.. Sí.. ¡¡Qué las Cooking Challenge volvemos a la blogosfera!!

Lourdes

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Colgar pimientos

Hoy iba a contaros lo bien que nos fue en el hotel este verano pero como esto de colgar pimientos corre prisa pues lo adelanto...



Sí... es ahora ó se pasa la temporada de colgar pimientos a secar y disfrutarlos luego durante el invierno. Simplemente hay que aprovechar a ir al mercadillo y pedir pimientos para colgar. Se cosen con cuerda por el rabillo verde, se deja una separación entre ellos con un nudo y se cuelgan ¡¡Ya está!!

Estaba apenada porque a mí los que me gustan son los de la Vera que esos sí que son muy sabrosos y como no los encontraba pues compré los que me dieron... los de arriba.

¡¡Pero luego conseguí los que quería!! ¿Notais la diferencia?




Y aquí están colgados en la terracita que me da al patio, por detrás de la ventana que convertí en alacena. Creo que podéis ver las diferencias: Los primeros de la izquierda son pimientos secados el año pasado, en el centro los que me vendieron para colgar en el mercadillo y a la derecha los que conseguí de La Vera.



Creo que, ante la crisis, esta es una forma de comprar ahora baratito y tenerlo para todo el invierno.


USOS: (reedición el 7/9/12)

El pimiento que se ve gordo es el que llaman pimiento choricero y es muy utilizado en nuestra gastronomía y en muchos guisos tradicionales. Se rehidrata unas horas antes de su uso y con la punta de un cuchillo se extrae separándolo de la piel y semillas. Se lo habréis visto a Arguiñano hacer en algún programa seguro.

El pimiento que veis fino, el de La Vera, yo lo uso de dos maneras: troceadito y frito para su uso en gambas al ajillo, gulas al ajillo y este tipo de recetas. Y por otro lado se puede moler bien fino y se utiliza como pimentón.

Espero que os guste,

domingo, 2 de septiembre de 2012

Tarta sin harinas para el 4º cumpleblog

Un blog, amigo de éste, se quejaba hace poco de que su dueña no se acuerda de sus cumpleaños y no le hace nunca nada especial. Tomé nota porque a mí me pasa lo mismo y me dije.. ¡¡Espabila que los blogs se quejan.. jaja!!

Espero que, este blog mío,  se contente con el regalo que le hago pintándolo con el color favorito de quién lleva tiempo queriendo que lo haga: ¡¡Mi exigentíiiisima enana!! Y luego la siguiente fase.. ¡Que le gustara el diseño!. Así que si no os gusta tened piedad conmigo ¿eh? Que bastante tengo en casa.

Luego pensé (no debería hacerlo porque siempre me lleva a liarme) que, por la temática del blog, estaría bien celebrarlo con una tarta diferente, en definitiva rara, y que no llevara ningún tipo de harina.. ¡ninguna!



Sí.. 4 añitos llevo con el blog y la verdad es que me da trabajo y me quita mas tiempo del que debería pero también me da muchas satisfacciones porque sin hacer "campañas" que tenga 400 seguidores me parece un elogio y tener mas de 400.000 visitas me parece... ¡de susto pues menuda responsabilidad!. Espero haber correspondido en la medida adecuada con mis casi 400 entradas y ya miro dispuesta hacia el 5º año con ganas de seguir aprendiendo de este mundillo.

Este año voy a continuar con el ritmo que tenía estipulado pues creo que funciona bastante bien y parece adecuado. Una receta principal los domingos y un post subsidiario los miércoles en el que pueden entrar diversos temas como vivencias fuera de casa, consejos ó consultas y, este año, debido a la crisis que nos rodea a todos, tengo idea de incluir muchas recetas de reciclaje de sobras y conservas. Muchas veces me toca saltarme mi ritmo por motivos de desafíos ó concursos en los que participo y, seguramente, haya entradas extras cuando surjan notas informativas que me llegan de diversa índole.



Mis recetas seguirán expuestas, excepto en algunos casos, en modo esquema.. ¿Por qué? Porque es como, a mí, me viene bien tenerlas recopiladas.. jaja.. Hay quién me ha hecho saber que le gusta porque es mas fácil ir al grano de la receta y se ven los ingredientes necesarios a la vez que los pasos y hay a quién le gusta que se lo expliquen en modo libro. Hay gustos para todo y yo me sigo inclinando por el esquema pero ya sabéis que ante las dudas yo os respondo y os explico lo que necesitéis.


Receta:

Ingredientes
Preparación
200 grs. arroz
600 ml. leche
100 gr. azúcar
Lavar el arroz en agua fría.
Poner a cocer la leche con el azúcar y cuando rompa a hervir
añadir el arroz y mantener a fuego medio durante 15 m. sin
parar de remover con una cuchara de madera.
2 yemas
100 gr. azúcar
250 gr. requesón
limón rallado
En un bol aparte mezclar bien con varillas estos ingredientes.
Añadir el arroz una vez templado y mezclar con cuchara de madera.
2 clarasMontar y añadir con movimientos envolventes a la mezcla anterior.
Echar la mitad de la masa en un molde.
Trocear 350 gr. de fresas y disponer sobre ella.
Cubrir con el resto de la masa.
Espolvorear con almendra laminada y pegotitos de mantequilla.
Introducir en el horno a 180º durante 40 minutos.
Adornar al gusto.





Notas:

- Adorné con nata montada vegetal Ambiante con una gotita de colorante rojo.

- Se puede acompañar con compota de mora que hice con mora y miel.

- Una vez cogido el truco de esta receta pues podemos hacer muuuuchas combinaciones cambiando la fruta de relleno, espolvoreando con granillo de almendra ó piññones, adornando con otro estilo....






Espero que os guste,

P.D.:
¡¡Se me olvidabaaa!... Que sepas blog mio que celebramos tu cumple en la piscina, con el vecindario y te cantamos el cumpleaños feliz.





Lourdes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...