5 de mayo de 2016

Ser #celíaco ... démosle la vuelta

Hay cosas en la vida que son imposibles de cambiar, que te toca y... te ha tocado sin mas. Revelarse contra ello significa nadar contra corriente, encontrar la frustración, llenarse de rabia y envenenarse uno mismo.

Sé de lo que hablo, sé de esos sentimientos y sé de frustración porque, además, no sólo la celiaquía está escrita en la genética de nuestra casa con marcaciones a fuego de por vida que, parece que, solo apuntaron a la nuestra.


¿Por qué no a otros? Y no es acritud hacia los otros es porque compartir los problemas lo haría mas llevadero, porque el simple gesto de tener varias cervezas sin gluten en una mesa de celebración familiar lo haría mas liviano, daría unión, comprensión y no habría que escuchar las frases tan crispantes de: Ya hay de todo sin gluten, no pasa nada por un poco, estáis de moda... Y, el colmo que parece inevitable, es que tras esas frases toca escuchar sobre la perfección de sus hijos, sus notas, sus logros...

Como todos, soy humana y todo esto que acabo de decir corre y salta por mis neuronas... 

Pero... también sé que todo sentimiento se puede y se debe domar para dirigirlo hacia el raciocinio, hacia el bienestar, hacia estados que te dejen evolucionar y ser feliz.

En la diferencia está la virtud y el valor... pues aprovechémonos de eso y pasemos de como son los demás que seguro que no es tan bonito como lo pintan y solo es capacidad de oratoria que tienen para "venderse" mejores.


Un hijo siempre es perfecto para sus padres, pero la realidad es que son sus defectos los que lo hacen verdaderamente perfectos pues desarrollan una capacidad increíble para darnos lecciones, te hacen cambiar y hacen que desarrolles habilidades que debieran ser los pilares de nuestras vidas.

Ser feliz a pesar de cualquier problema, ver el lado positivo, buscar buenas vibraciones y olvidarse de esas dificultades que nos neurotizan a los adultos!!!

Sí... somos los adultos los que complicamos el asunto, los que nos quejamos constantemente y nos empeñamos en solucionarlo todo por la vía de la exigencia y la protesta.

Tenemos otro fin mayor... ¡¡Hacerles felices!!



Al final, dándole la vuelta al problema, llega, casi sin darse uno cuenta, la capacidad de ignorar a aquellos que no se solidarizan y solo se centran en su mundo perfecto para fijarnos en los buenos gestos, buenos detalles, buenas personas y... sobre todo... Que nosotros hemos cambiado.


El Chip cambia:

Cuando por fín te das cuenta que en el mercado hay muchos mas productos aptos que no aptos

Cuando no dependes de nadie y sabes leer los etiquetados al detalle

Cuando ves que tu niñ@ sonríe con las magdalenas que le has hecho y aprende a hacerlas

Cuando ves que sirve de educación incluso a los hermanos no celíacos. Son niños increíbles.

Cuando ya sabes encontrar las ofertas sin gluten y sabes redistribuir la alimentación semanal

Cuando vuelves a cocinar a ojo.

Cuando pides cerveza sin gluten por instinto porque tu corazón es plenamente celíaco.

Cuando ves que la adolescencia de tu hijo, esa etapa problemática, sigue siendo ejemplar con su dieta.

Cuando confías plenamente en tu familia porque han aprendido a organizar los eventos sin gluten.
.
.
.
Cuando no importa el altruísmo que supone trabajar en un blog

Cuando solo quieres construir y avanzar en positivo.



Feliz #díadelCeliaco
5 de mayo día Internacional del Celíaco y luego el 16 en Europa y el 27  el día Nacional en España
Los que queremos unión celebramos todos y no discrepamos ni corregimos a nadie, solo decimos que:
Estamos en #MayoCeliaco

Para mí lo mejor, mi mayor regalo... cuando mi hija me dice:
Mamá no te preocupes tanto por mí, ¡soy Feliz!.

Lourdes

3 de mayo de 2016

Arroz con leche

Siempre he dicho que en mi casa no se admite decir "No me gusta". En todo caso se acepta mejor la expresión: "Me gusta un poco menos". 

Pero la realidad de la vida es que todos tenemos un talón de Aquiles en gastronomía, algo delicioso al paladar y que nadie cree que exista alguien que pueda rechazarlo pero, que imposible hacerlo pasar por la boca sin que entre la tiritera.

Os desvelé que mi hijo, desde chiquinín, no puede con el chocolate, os he hecho la pregunta (en el lateral podéis responder) de qué creeis que no me gusta a mí, y hoy os desvelo lo que odia, a muerte, mi maridito... ¡el arroz con leche! Amossss.. en otra época va a la hoguera por decir semejante barbaridad... jijiiii




Le dí un toque diferente, no por hacer acto de rebeldía ni alarde de originalidad, porque sencillamente no tenía limón.

Ingredientes:

1 l. leche desnatada
Piel de una naranja
Una cucharadita pequeña de jengibre en polvo
2 ramitas de canela
250 grs. de arroz bomba
90 grs. de azúcar
50 grs. de mantequilla
Canela en polvo para decorar

Preparación:

1. Poner la leche junto con la piel de naranja, jengibre y ramitas de canela en un cazo a cocer.

2. Bajar el fuego cuando rompa a hervir y mantener 5 minutos.

3. Agregar el arroz y no dejar de remover durante 15 minutos. 

4. Retirar, con cuidado la piel de naranja y palitos de canela. Añadir el azúcar y seguir removiendo otros 5 minutos.

5. Añadir la mantequilla, retirar del fuego y remover para que se integre la mantequilla.

6. Dejar enfriar a temperatura ambiente y repartido en cuencos.

7. Cuando esté mas bien frío espolvorear con canela.



Nota: El azúcar si se agrega al principio de la cocción queda mas dulzón. Si se añade, como yo, casi al final queda mas suave de sabor. Elegid como os gusta mas.

Espero que os guste,

Lourdes

29 de abril de 2016

#CortaConElGlutenYechaACorrer

El 22 de mayo 1ªcarrera #CorrerSinglu10 #CortaConElGlutenYechaACorrer
Imagen de corrersinglu10

En Las Rozas
Inscríbete AQUÍ


Imagen de corrersinglu10

Una ya es añejilla y no le da a las deportivas con salero así que necesito dos pesonas que me empujen!!!  Así que... Si te animas a correr te regalo el dorsal
¡Atención! Regalo dos dorsales a las dos primeras personas que acierten a contestar mi pregunta.

Siempre he tenido un dicho y es que me gusta tanto la cocina, me gusta tanto comer y saborear que no he encontrado lo que no me gusta. Pero la realidad es que no es verdad y, aunque lo tenía olvidado, la realidad es que rechazo algo de forma innata e inexplicable... al igual que parece inexplicable que a mi hijo no le guste el chocolate resulta que yo también tengo algo que jamás de los jamases me ha gustado.

Pregunta: ¿Qué es lo que no me gusta?

Mamá, papá, hijos míos, maridito, hermanos, cuñaos... absteneos de contestar. Si no hay aciertos en unos días (es difícil... o a lo mejor no!!) daré pistas. Puedes decirlo en el medio que desees... La pregunta la divulgaré en twitter, facebook, instagram, G+

Bueno... os dejo aquí también el programa de actividades de 1as JORNADAS DE DIVULGACIÓN DE LAENFERMEDAD CELÍACA Y LA SENSIBILIDAD AL GLUTEN. LAS ROZAS.




Lo podéis visualizar en formato mas grande AQUÍ

Nos vemos el 22!!!!

28 de abril de 2016

Tarta de yema y nata sin gluten

Ayer hice, con mucha ilusión esta tarta de yema y nata sin gluten y espero acordarme, hoy, de hacer fotos cuando se enciendan las velas, cuando se sople y cuando la cortemos para celebrar el cumpleaños de una de las mejores personas que me rodean y que sé, lo sé, que algún día será muy grande en este mundo por su inteligencia, cordura y bondad.

Felicidades hijo.


¡¡No sé si me lo pone fácil o difícil con eso de que no le gusta el chocolate!! ¡Algo tenía que tener el chaval! ¡Tan perfecto no podía ser!

Por eso la decisión de hacer esta tarta y ahí va la receta:

26 de abril de 2016

Comer en #Vips o #Fridays

Pues yo, tengo una queja... sí... sí...

Ya habéis visto por las redes sociales que tenemos mas opciones para comer, que las franquicias se ponen las pilas y apuestan por los celíacos.

Pero además... no apuestan como antes con dos tristes platos sino que lo hacen con cartas muy bien trabajadas, pensadas para un servicio seguro y bastante completitas.