Aquí se cocina sin gluten

La dieta sin gluten puede ostentar una cocina creativa, nutritiva y divertida sin embargo, todavía, existe desconocimiento de su manejo por gran parte de la hostelería lo que produce serias limitaciones de movimiento y relaciones sociales a los celíacos.

23 de abril de 2015

Cebolla frita crujiente #singluten

Uno de los ingredientes populares y dificilísimo de encontrar sin gluten es la cebolla frita. ¿Os habíais fijado? Mirad en cualquier supermercado y comprobad con vuestros propios ojos que siempre llevan harina de trigo.

Afortunadamente ya lo tienen en algunos establecimientos especializados pero, son tan pocos que, estoy segura que pocos tienen acceso a comprarla si no es online. Así que no os quedéis con las ganas... ¡preparadla!


Ingredientes:

Una cebolla
2 cucharadas colmadas de Copos de patata deshidratada
2 cucharadas colmadas de Harina de trigo sarraceno (en su defecto de garbanzo)
Sal
Aceite para freir.

Preparación:

Voy por pasos acompañándolo de las imágenes pero... ¡es muy fácil!

Cortamos la cebolla en juliana y separamos bien los gajos (momento lagrimeo).




La harina la preparamos bien fina. Como los copos de patata deshidratada son gruesos lo puse en un vaso y batí con la batidora para hacerlo mas fino.

Luego se mezclan ambas harinas y se tamizan.

Los gajos de la cebolla se ponen en un colador grande y se hace pasar la harina por ellos a la vez que se sacude sobre un plato, donde cae la harina sobrante.



Se fríen en aceite bien caliente procurando que floten. Es decir, según el tamaño de la sartén podremos freir mayor o menor cantidad.



Es muy importante que al sacarlas las dejemos sobre papel absorbente y cambiarlas a un papel limpio para que se sigan secando. Echar sal sobre ellas que, además de darles gusto, les ayudará a deshidratar. Dejarlas así unas horas (yo lo dejé una noche).



Una vez bien secas veremos que están crujientes y se pueden partir con la mano. Si no las vamos a usar ese día las podemos poner en un tarro cerrado y llevar al congelador. 

Si tenéis muchas cebollas y no sabéis darle salida pues mirad que buena idea es esta de hacer cebolla frita, congelar y darle uso a lo largo del año.




Usos:

Para esas ensaladas ricas con el toque crujiente de la cebolla frita.





O para ese Hot Dog


Por cierto que este pan de hot dog es de Procelli que descubrí por casualidad en el súper. Queridos lectores ¡No me avisáis de las novedades! Jajaaa.. Bueeeeno, de todas maneras, pronto publicaré como hacer pan de hot dog.

Espero que os guste,

Lourdes

20 de abril de 2015

Plum cake de naranja #singluten


Hoy les he dejado el desayuno hecho y yo ni lo he probado... snifff. Es dura la función de madre que tiene que cocinar y a su vez hacer dieta. Aunque ha llegado un momento que la sensación que tengo es que ellos se lo comen y yo engordo.

La naranja está presente siempre en el desayuno en zumo, mermelada en las tostadas o, en esta ocasión, en plum cake.


Ingredientes:

80 grs. harina de almendra
170 grs. harina Schar Dolci
1 sobre de levadura de repostería
180 grs. azúcar
1 naranja de piel fina
Semillas de cardamomo
4 huevos
80 grs. de mantequilla

Preparación:

1. Mezcla, previamente en un bol, la harina de almendra, la harina de Schar Dolci y el sobre de repostería. Pásala por un colador para tenerla tamizada.

2. En thermomix o robot de cocina echar el azúcar, unas semillas de cardamomo y  una naranja de piel fina lavada y cortada en cuartos. Hacemos puré.

3. En thermomix ponemos la mariposa y en robot batiremos con varillas y vamos añadiendo los huevos uno a uno hasta que veamos que se vuelve una masa cremosa.

4. Añadir la mantequilla derretida y seguir batiendo

5. Añadir el harina que tenemos reservada con movimientos envolventes con una espátula.

6. Echar en un moldelde de plum cake, previamente untado de aceite y hornear 30 minutos a 170 grados.





Glaseado:

Mezclar una cucharada de mermelada de naranja con una cucharada de agua y llevar a hervor en el microondas un minuto a máxima potencia.

Pasar al vaso de la batidora, añadir una cucharada de azúcar glassé y batir con la batidora.

Echar por encima del plum cake y repartir con una cuchara.

Espolvorear con ralladura de naranja.



Espero que os guste,

Lourdes

16 de abril de 2015

#Glutenfree Cheesecake. Cooking Challenge

Me dicen los míos, que se nota que son muy míos, que patente esta tarta de lo rica que está.. jajaaaa.. inocentes corazones... ¡pues no hay tartas de queso en el mundo!




La realidad es que existe cierta obsesión humana por hacer suyas las cosas, está aumentando de forma exponencial la facilidad de oratoria para vanagloriarse a sí mismos y el esfuerzo es constante para destacar sobre los demás.

Agradezco mucho a los míos, tan míos, que me quieran tanto y vean mi trabajo en un pedestal pero prefiero seguir esforzándome en lo único que no es patentable e imposible de copiar: Estilo con humildad.



Esta tarta la tuve que repetir por un error catastrófico en la primera... ¡se me cayó al sacarla del horno!

La que lié, por cogerla mal, toda la cocina de pena para limpiarla y me quemé. Menos mal que no tenía alrededor a la niña... que suele estar.

Mis consejos: Una buena crema antiquemaduras en la cocina es mano de santo y no cojáis jamás un molde desmoldable agarrando por la silicona.

Lo bueno: Que la segunda la hice cambiando de alternativa y tengo dos opciones para contar.


Primero preparamos la base:

75 grs. cereales sin gluten
75 grs. almendras en granillo
75 grs. de mantequilla derretida.

(Medidas aproximadas. No es necesario una precisión exacta)

Preparación:

Mezclamos los cereales y las almendras en una bolsa de plástico y le pasamos el rodillo por encima para triturar un poco.

Mezclamos con la mantequilla con una cuchara en el molde donde vamos a hacer la tarta. Repartimos uniformemente y aplastamos.




Para la tarta.

Ingredientes:

4 huevos
200 grs. de azúcar
1/2 litro de nata líquida para montar
dos tarrinas de las grandes de philadelphia


Preparación:

1. Batir los huevos con el azúcar hasta que doble el volumen y lo veamos muy cremoso. En thermomix con mariposa y en amasadora o batidora con varillas.

2. Añadir la nata y el queso y batir hasta mezclar.

3. Echar sobre la base que tenemos y Hornear al baño maría durante hora y media a 170º. O bien, si no queréis usar el horno lo que hice la segunda vez fué que le quité la mariposa a la thermomix y calenté la masa durante 20 minutos a velocidad 6. Luego pasé la masa al molde y pasé al microondas 20 minutos potencia máxima.


Decoracíón:

Primero se prepara una capa de mermelada de arándanos. Se mezclan dos cucharadas colmadas de mermelada con una de agua. Se calienta un poco en el microondas y se vuelve mas líquido que se esparce bien y al enfriar vuelve a cuajar.

Colocamos por encima frambuesas y arándanos que se han pasado, previamente, por una mezcla de vinagre y azúcar que preparo en un plato. Aproximadamente una cucharada de vinagre suave de manzana y una cucharada de azúcar. Esto ayuda a que mantengan el brillo, suelten su azúcar y no se oxiden.

Unas hojas de menta que no sólo quedan bonitas sino que al comer mezclado con el resto da un toque muy especial y rico.





Ya sabéis que este reto es un desafío de amigas que llevamos en esto muchísimo tiempo y, curiosamente, este fin de semana nos vimos cuatro en Madrid. Que cualquiera que lo lea dirá que eso es fácil pero si os digo que coincidimos de Ibiza, Las Palmas, Salamanca y Madrid.

Vámonos a ver sus Chessecake.

Elvira de Los cerezos en flor
Rosa de Quocinando
Mercè de Cuina per a llaminers
Maragda de La Quinta de Luculus


Espero que os guste

Lourdes



13 de abril de 2015

Aperitivos Alfredo #singluten

Este fin de semana ha sido de esos que apenas he parado por casa y eso conlleva dos cosas; la primera que nos lo hemos pasado bien comiendo fuera pero la segunda es que queda la casa "arrastrá" para toda la semana, o sea, plancha por hacer, casa por limpiar y nevera vacía.

Así que cuando apenas queda nada en la despensa porque no se hizo ni la compra pues se recurre a algún truco para llenar los estómagos que no perdonan la cena del domingo.

Así que me acordé de Alfredo Gil de truquiconsejos que conozco porque es el Chef que nos ayuda a todos con sus clases de cocina sin gluten en la Asociación de Celiacos de Madrid. Ví este truquiconsejo suyo y, seguro que él mismo reconocerá, con pan de molde sin gluten no es tan fácil de realizar pero... es cuestión de un poco de cabezonería.



El tema es que el pan sin gluten se rompe y se desmiga cuando tratamos de estirarlo con un rodillo. Desde luego no tiene la elasticidad de un pan con gluten. Pero el tema es tener paciencia, hacerlo muy despacio y, desde luego, no puede dejarse muy planito.

Hoy va la receta con un esquema muy gráfico.




El relleno al gusto... o, como en mi caso, ¡de lo que quede!

Y que queréis que os diga... Mi abuela decía que lo fácil es cocinar con mucho y que el verdadero mérito en la cocina está en conseguir un plato de lujo con pocos ingredientes.



Espero que os guste,

Lourdes

9 de abril de 2015

Albóndigas caseras #singluten

¿Os cuento la verdad verdadera? Pues que, como afortunadamente las hay etiquetadas sin gluten, las compro la mayoría de las veces que... ¡una ya no sabe de donde rascar el tiempo!

Y claro, de repente un día hago albóndigas caseras y, además del típico comentario de que esto sí que son albóndigas, se nota en como las comen. 



Así que aquí queda la receta para cuando emancipen porque, no es por nada pero, pienso concederme, para entonces, la libertad y convertirme en Willy Fog solo que mi vuelta al mundo durará 800 días y contaré mi visita por 800 restaurantes.

¡No es un sueño y se admiten patrocinios!

Aunque... snifff... todavía queda un poquito para eso.



Para las albóndigas:

1 Kg. de carne picada mitad cerdo y mitad ternera
2 huevos
Majado de dos dientes de ajo, perejil y sal
Copos de puré de patatas
un chorrito de leche
Aceite para freir

Preparación:

1. Se mezclan bien todos los ingredientes. De copos de patatas deshidratadas se utiliza como medio vaso.

2. Con las manos se preparan bolas y se rebozan por copos de patatas deshidratadas.

3. Se fríen y se pasa a la cazuela que tiene la salsa preparada y dejamos hervir mínimo 10 minutos.



Para la salsa:

3 Zanahorias
1 cebolla
2 pimientos de piquillo de lata.
2 tomates troceados
Un vasito de vino blanco
1,5 l. Caldo de carne
Aceite
1 cucharadita de Pimentón dulce y sal

Preparación:

1. Se ponen en la cazuela a pochar, con aceite, las zanahorias y la cebolla troceadas.

2. Cuando empiezan a tomar color se añade los dos pimientos de piquillo de lata y el tomate troceado. Dejamos freir bien todo junto.

3. Pasamos el resultado por la batidora y devolvemos a la cazuela.

4. Añadimos el vino blanco, el caldo de carne, pimentón y sal,

5. Cuando empiece a hervir y veamos un caldo bien integrado añadimos las albondigas.



Nota: Si dejamos hechas de un día para otro están mucho mas buenas.




Espero que os guste,

Lourdes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...